enero 16, 2014

Octavo Mes de Sebastián

Pasarán los meses y yo seguiré sonando como un disco rayado. ¡El tiempo pasa demasiado rápido! Es fantástico ver como un bebé crece y cambia tanto en tan poco tiempo. Pueden doblar o triplicar su tamaño en tan sólo un año. ¡Es una locura! Ajonel y yo estábamos hablando los otros días acerca de lo mucho que puede cambiar un bebé en sólo cuatro semanas. Si comparas el séptimo mes, con lo que ha logrado en éste, podrás ver las diferencias. :)

En resumen....



- Sebastián sin duda es determinado. Se propone algo en su cabecita, y créanme, hace de todo por lograrlo. Ej. intenta "brincar el gate" (imposible lo sé, pero él insiste que puede hacerlo), buscar juguetes bajo el sofá (aunque no quepa), y mover cojines, libros y lo que encuentre para poder treparse y ¡estar más alto! 

- ¡Ha comenzado a balbucear más seguido mama.... y me ENCANTA! ¡Me enloquece de alegría escucharlo, aunque sé que lo más probable sea solo que está aprendiendo el sonido y no tiene ni idea de lo que dice! ¡Pero yo seguiré celebrando de todas formas! ja! :)

- Comenzamos a darle comidita con más texturas. Recientemente Tío Nelson le preparó unas lentejas y le encantaron. Entendíamos que ya era hora de que fuera experimentando con texturas en las comidas, y ha respondido bastante bien. Al principio la echó hacia afuera, pero seguía pidiendo más. Luego de tres bocados, se acostumbró a la nueva sensación. :) Ahora mismo está comiendo 4oz de sólidos dos veces al día. Tenemos pensando comenzar a darle en la mañana otra porción más. De esa manera ya estará comiendo desayuno, almuerzo y cena. 



- ¡Ya por fin domina el "sippy cup"! Su favorito es el del sorbeto (pitillo). Estamos usando ahora mismo este estilo. Lo compramos para probar, pero estamos pensando ahora comprarle este o este

- Sigue en constante movimiento.... ¡todo el tiempo! ¡No para! ¡Pareciera que usa baterías Duracell!!! La realidad es que son muchos los días que termino exhausta; pero me llena de alegría que sea un niño con tantas ganas de aprender y explorar. 

- Es un bebé independiente. Puede jugar por si solo por bastante tiempo.  Le llaman la atención los juguetes que tengan texturas y los que hagan variedad de sonidos. 

- Está comenzando a dominar el ejercicio de coordinación de mano y ojo. Por ejemplo tiene este juguete, y ya golpea el xilófono con el martillo. Lo cual suena como una tontería, pero para un bebé es tremendo logro. 



-Le fascinan las plantas, la grama, los pájaros, en fin, le encanta salir al patio y explorar. Recientemente plantamos su primer árbol. Es un cedro rojo, el cual tiene aproximadamente un año de vida. 

-Por otro lado, debido a que está aprendiendo tanto en tan poco tiempo, su cabecita va a las millas, lo que causa que su rutina de sueño en las noches sea un poco complicada.  Al igual que en el cuarto mes ; está atravesando por una regresión del sueño. En algunas ocasiones incluso habla dormido. Así que continuamos usando nuestro mantra : "Esto es una etapa. Todo pasa." Sí, es agotador, pero no nos molesta. Sabemos que es parte de su desarrollo y que nos necesita para volver a conciliar el sueño. A fin de cuentas, como una vez me dijo mi amiga Viviana, ¡cuando vayan a la universidad, no nos necesitarán para dormir! ;) 

En el pasar de los días, seguimos disfrutando al máximo de Sebastián, de sus risas, de sus nuevos juegos, de sus descubrimientos y de cada instante que la vida nos regala junto a él. ¡Sin duda, la aventura de ser sus padres es una increíblemente fantástica! :)

2 comentarios:

  1. No me pierdo el blog!!....Sebastian esta hermoso...espero verlos pronto...un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tania!! Nos vamos a ver prontito!!! :)

      Eliminar