abril 22, 2015

Como vivir una vida mas verde en el hogar.

source unkown


Uno de mis temas favoritos es la conservación del ambiente. No recuerdo desde cuando me apasiona, pero sí tengo memoria de haber hecho varios proyectos para la escuela elemental con ese tema. O sea, me volvía toda emocionada cuando tenía que hacer algún proyecto relacionado al asunto, así fuera de reciclaje, conservación, contaminación y sus efectos, etc, etc.... Incluso, en algún viaje mental consideré estudiar ciencias ambientales, pero cuando supe todas las matemáticas que debía tomar lo descarté inmediatamente. Mientras vivía en Puerto Rico llegué a participar en varias campañas de limpieza de playas y de proyectos de reciclaje. Según han pasado los años he tratado de seguir educándome en el tema. No soy experta; y me falta muchísimo por aprender, pero tengo la intención de continuar aportando mi grano de arena en la conservación de mi planeta Tierra. Y claro está, quiero sembrar esa semilla en Sebastián. Quiero que el crezca respetando la naturaleza, a la Madre Tierra. Que sea parte de una generación que valora el planeta en el que vive y lucha por hacer la diferencia.Y sabemos que si lo criamos de esa manera desde ahora, cuando sea un adulto será algo normal para él.  Lo sé, a veces puedo ser un poco hippie... :)

Regularmente trato de buscar alternativas más verdes para nuestro diario vivir, y la mayoría de las veces resulta en un ahorro económico, lo cual es ganancia para nosotros también. Otras veces la solución más verde está fuera de nuestro presupuesto, pero son las menos. Hay muchísimas opciones que podemos implementar en nuestros hogares y no tienen que ser de manera drástica. Lo ideal es hacer los cambios poco a poco. Mi recomendación es que analices que cambios puedes hacer en tu casa que vayan acorde con el estilo de vida que llevan y que cada año hagas la resolución de añadir nuevas opciones a tu rutina.

Así que en honor al Día del Planeta Tierra voy a contarles como tratamos en casita de llevar una vida mas verde. :)


* Siembra y cosecha algunos alimentos. Como ya bien saben, nos gusta sembrar y cosechar parte de nuestros alimentos. Ahora mismo tenemos en el huerto tomates, lechuga, pimientos, repollo, uvas, piñas y una pequeña variedad de hierbas. Además de ahorrar dinero al no tener que comprar esas cosas en mercado, es una satisfacción alimentarnos con vegetales que nosotros mismos hemos cuidado.

* Crea tu propia composta. ¿Qué es composta? La composta se forma a base de desperdicios de productos orgánicos, como cascaras de frutas, borra de café, etc. y sirve como abono perfecto para la tierra y es 100% natural. Este "tip" no es para todo el mundo. Tiene que gustarte la tierra para poder hacerlo y obviamente debes tener patio disponible. Existen diferentes maneras de hacer tu propia composta, muchas de ellas bastante económicas. Nosotros tenemos este recipiente en la cocina donde depositamos todo el desperdicio orgánico para luego llevarlo a la composta del patio.


* Apoya el comercio local. En un mercado de agricultores no sólo estarás comprando productos orgánicos, si no que estarás apoyando a un comerciante independiente. También puedes aplicar esto a artesanos y cualquier otro servicio o producto. ¡Siempre intenta apoyar lo local y el comercio justo!


* Haz tus propios detergentes de limpieza. Voy a ser honesta aquí. Lo ideal sería que todos los productos de limpieza en la casa fueran hechos por uno mismo. Pero no siempre es posible. A veces me es más fácil comprar un producto ya fabricado. Así que en este punto soy bastante flexible en casa. Lo que sí es que hago lo posible por comprar productos que contengan lo menos posible de químicos.

* Reduce, Reusa & Recicla. Cada día trata de dejarte llevar por las tres R. Intenta reducir tu consumo de recursos naturales y el uso de contaminantes. Reusa las cosas y recursos ya disponibles obteniendo el mayor provecho posible. Y recicla la basura para obtener nuevos productos de utilidad.

* Evita los productos desechables. Esto aplica a envases, platos, cubiertos, papel toalla, etc.... En nuestra casa en vez de usar envases plásticos, usamos de cerámica o cristal. Siempre llevamos bolsos al supermercado para no usar las bolsas plásticas. Y en vez de usar servilletas de papel usamos servilletas de tela y paños de tela para limpiar.


* Compra juguetes de madera o plástico reciclado. Cuando compramos juguetes para Sebastián hacemos todo lo posible por que sean de madera. Además de evitar el consumo de plástico; que tarda una eternidad en descomponerse son regularmente más lindos, lo cual es un bono. ;) La calidad es mucho mejor y pueden heredarse entre hermanos, primos o amistades. También hay opciones de juguetes de plástico reciclado, como la línea Green Toys, los cuales hacen sus juguetes reciclando galones de leche. Cool verdad? :)

* Compra artículos de segunda mano. Yo sé que no a todo el mundo le gusta la idea de comprar cosas usadas. Pero la realidad es que es una opción genial. No necesariamente tienes que comprar ropa o zapatos, pero si puedes buscar artículos para tu casa. A mi me gusta tener la casa bonita, a fin de cuentas es nuestro rincón en este mundo. Es donde empezamos nuestros días y donde los terminamos. Es donde llegamos al terminar unas vacaciones. Es donde se crean memorias. Pero... no me gusta gastar mucho dinero en muebles y cosas. Así que gran parte de nuestros muebles o decoraciones han sido heredados de familiares, comprados de segunda mano o hecho por nosotros.


* Llena tu hogar de plantas. Bueno, técnicamente no tienes que llenar tu casa de plantas, pero dos o tres no vendrían mal. Además de ser decorativas, reducen los niveles de estrés. Pero más importante ayudan a disminuir los niveles de dióxido de carbono y el nivel de polvo en el aire mejorando la calidad del mismo. En casa tenemos plantas en todas las habitaciones, baño incluido. :)

Otras alternativas simples son:
* Pagar cuentas de manera electrónica.
* Lavar ropa con agua fría y no con agua caliente.
* Secar ropa al sol.
* Usar enseres eléctricos que sean "energy saver" .
* Apagar las luces cuando no sean necesarias. (todavía estoy trabajando en este punto)
* Desconectar electrónicos cuando no estés en tu hogar.
Entre muchas otras alternativas.

Como les dije al principio, comienza haciendo los cambios poco a poco. Buscando alternativas que se ajusten a tu familia, y cada año añade uno o varios cambios nuevos a tu hogar. Verás la diferencia en ahorro y en la calidad de tu vida. Además que se lo debemos a nuestra Madre Tierra. Estamos en este planeta para cuidarlo, no para destruirlo!

¿Tienes algún otro "tip" verde que hayan implementado en tu casa? ¡Cuéntame en los comentarios! Siempre estamos buscando alternativas nuevas. :)

¡Feliz Día del Planeta Tierra!


1 comentario:

  1. Me Gustan tus ideas para la conservación de nuestro planeta tierra. Y es verdad que si todos ponemos nuestro granito de arena, podemos lograr más.

    ResponderEliminar